No más #Surrofobia.¡Basta ya!

Esto es lo que muchos pensamos tras ser acosados una y otra vez a través de diferentes medios con ataques directos a nuestras familias, y ya no sólo lo pensamos, ya lo gritamos y denunciamos: Basta ya de acoso, basta ya de realizar acusaciones delictivas falsas, basta ya de tanta hipocresía.



Hace ya tiempo que se viene realizando una campaña por diferentes grupos contrarios a la gestación subrogada, y en los últimos meses se ha agravado de forma ostensible, con ataques desmedidos hacia quienes hemos recurrido a esta técnica para formar una familia, o quienes se muestran partidarios de ella. Así se nos acusa, entre otras cosas, de cosificar a las mujeres sin recursos, de aprovecharnos de mujeres, de delinquir y comprar niños, de alquilar vientres, etc.
Ya hemos denunciado múltiples veces el lenguaje peyorativo que emplean, un lenguaje ofensivo, discriminatorio y vejatorio para nuestras familias. Al punto de conseguir que a nuestros hijos se les empiece a señalar con calificativos nada edificantes como niños alquilados, comprados u otros vocablos igual de peyorativos.

Estos ataques sólo tienen un fin: amedrentar, infundir miedo, querer acallarnos para que no contemos la forma por la que hemos creado nuestra familia ni demos la cara, que nos sintamos delincuentes y sin escrúpulos, … nada más lejos de la realidad de nuestras familias.

Estos ataques no son nuevos, pero sí se han radicalizado aunando colectivos tan diversos como feministas, grupos de izquierdas, colectivos cercanos a la iglesia católica,… Un ejemplo claro que esta conducta no es nueva y lleva años fraguándose, es la enmienda que en mayo de 2015, y promovida por el PSOE, se presentó a la actual ley de reproducción asistida, con el objeto de prohibir la comunicación, ya fuera desde empresas o desde particulares, de experiencias sobre gestación subrogada. El matiz importante es el de “entre particulares”, lo que suponía que no pudiéramos ni tan siquiera contar a nuestros hijos su origen, ¿se puede ser más mezquino y ruin? (Podéis ver el detalle de la enmienda presentada en este enlace).

En estos 2 últimos años cada vez más familias dan la cara, dan un paso al frente y cuentan cómo han conseguido formar una familia gracias a la gestación subrogada o gestación por sustitución. Se sienten orgullosos de sus gestantes, mujeres nobles (sean de la nacionalidad que sean), que más allá de una mera compensación por las molestias ocasionadas durante y después del embarazo, nos ayudan a formar nuestras familias y pasan a formar parte de ellas.

En estos 2 últimos años es más fácil obtener información para acceder de forma informada a la gestación subrogada.
Esta libertad de información, libertad de expresar nuestra identidad de familia, parece molestar a diversos grupos a la cuál más radicales y contrarios entre sí. 

Se oponen de la misma forma que se opusieron otros grupos en el pasado a la existencia y reconocimiento de la homosexualidad, a los matrimonios igualitarios, al derecho a abortar, a la fecundación in vitro y a la ovodonación, etc. Y no me cabe duda que pasado el tiempo, la oposición a la gestación subrogada se verá de la misma forma: una visión cateta y desinformada de la técnica. No se trata de obligar a nadie a ser gestante, ni a acudir a la gestación subrogada, se trata de tener la libertad de hacerlo si se necesita para poder formar una familia y si se quiere. Se trata de poder expresar nuestra identidad de familia, nuestro amor, sin sentirnos acosados, sin que nuestros hijos puedan ser objeto de bullying.

Hoy, desde la más absoluta desfachatez y radicalismo, somos testigos de cómo diferentes grupos, todos ellos nazis en sus convicciones, intentan señalar a los niños nacidos por gestación subrogada proponiendo que se les estigmatice en el registro civil, identificando que han nacido por gestación subrogada, algo que nuestra legislación prohíbe realizar, justamente para evitar la segregación. Y lejos de conformarse con estas acciones lanzadas a través de las redes sociales, ahora crean una plataforma autodenominada “estatal” (con la intención de que parezca oficial) atacando con insultos y acusaciones delictivas a todo aquel que ha contado en sus redes sociales que está a favor de la gestación por sustitución. Incluso han solicitado la actuacion de oficio de la fiscalía para intentar impedir el derecho a la información en gestación subrogada (ver noticia).

Ante este panorama sólo nos queda una opción: DEFENDERNOS y LUCHAR.

Ya hace más de 1 mes, el pasado 27 de marzo, presentamos una denuncia ante el defensor del pueblo de la comunidad de Madrid, denunciado el uso de términos peyorativos para referirse a la técnica, a quienes hemos recurrido a ella y a nuestros hijos, denunciamos el bullying que ya empieza a sentirse en los colegios, denunciamos la comparativa despreciable que se hace de la gestación subrogada y la prostitución, los mensajes denigrantes que tenemos que soportar en Facebook, Twitter y afines, así como artículos, programas de televisión, etc. en los que el sensacionalismo es lo que vale, y con tal de impactar el rigor periodístico ya no importa.
Aún no hemos recibido respuesta a nuestra denuncia, no sé si llegará o no, no sé si se tomarán acciones al respecto, pero sí sé que este fin de semana en Madrid (del 6 al 7 de Mayo) estos grupos contrarios a la gestación subrogada van a intentar coaccionar a quienes libremente y de acuerdo a nuestra legislación, quieren informarse sobre la gestación subrogada en España. Quizá sea buen momento para que el defensor del pueblo actúe y facilite el derecho a la información.



Anuncios

Un comentario en “No más #Surrofobia.¡Basta ya!

  1. Cómo me indigna a mí toda la porquería que leo al respecto, y eso que no me toca de forma personal. Dices que te molesta que se lo compare con la prostitución… ¿y qué te parecen los círculos “feministas” que por una parte defienden que prostituirse es un “derecho” de las mujeres y que debería despenalizarse y por otra parte destripan a cualquiera que defienda la maternidad subrogada? Es odio por odio, sinsentido por sinsentido. Yo puedo gestar a mis propios hijos (incluso con gametos de gente que no conozco de nada, porque eso sí está legalizado y a nadie se le ocurre cuestionar su moralidad). Y ojalá se legalice la gestación subrogada en España antes de que se termine mi edad de gestar, porque nada me gustaría más que poderle gestar el hijo a una mujer que no pueda hacerlo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s